martes, 31 de mayo de 2011

ACERCA DEL DÍA EN QUE COMPARTIMOS UNA MESA NAVIDEÑA CON BORGES

Jorge Luis Borges, José María Mieravilla, Francisco Gil y Luis Alposta
20 de diciembre de 1975
Fue el 20 de diciembre de 1975. Ese día concurrí a la casa de Borges en compañía de un amigo común, el librero don Francisco Gil, que fue quien nos presentó.
La Asociación Amigos de la Casa de Evaristo Carriego, de la que yo era miembro fundador, acababa de nombrarlo Presidente Honorario, y aquella noche había ido a buscarlo para luego ir juntos a la casa de la calle Honduras 3784. Recuerdo que durante el trayecto hablamos de su poema dedicado a Villa Urquiza, de la calle Pampa y de sus visitas a la casa de su prima Norah. Después se acordó de La Siberia como de un barrio bravo, para terminar preguntándome si en Villa Urquiza todavía existían quintas.
También hablamos de los hermanos Iberra, cuyas andanzas ya conocía a través de Rafael Jijena Sánchez, quien solía contarme que su madre había sido maestra de ellos en una escuelita de Turderas.
Cuando llegamos, en el patio de la casa y alrrededor de una mesa navideña, la que lucía un antiguo mantel de hilo, aguardaban un grupo de amigos, entre los que se encontraban el pintor José María Mieravilla, entonces presidente de la Asociación, el entrañable Ricardo Armano y Julio Carriego, hermano del poeta.
Y fue así que, después de escuchar las palabras de bienvenida pronunciadas por la escritora Marcela Ciruzzi, y de disfrutar la charla que Borges improvisara sobre el poeta de los humildes, nos dispusimos todos a brindar por los amigos y por las próximas fiestas. 

"A Evaristo Carriego" de Eduardo Rovira
Por  el trío de Eduardo Rovira
Con imágenes de la película "La calle junto a la luna" 
interpretada por Narciso Ibañez Menta