viernes, 13 de mayo de 2011

ACERCA DE UNA POTRANCA INOLVIDABLE

Leguisamo y La Mission
Fracisco Arcuri y Botafogo
         C ada argentino lleva un caballo en su corazón”, nos dice Leopoldo Marechal en Adán Buenosayres. En un país como el nuestro, con un pasado pastoril tan dilatado, la frase no es exagerada, pues el caballo, desde la Conquista hasta nuestros días, incluyendo lo relacionado con el mundo del turf, ha desempeñado un papel fundamental en la vida de los argentinos.
            Después del hombre, siempre me ha parecido el caballo la figura más armónica que haya podido concebir la naturaleza. Tal vez por ello, este animal no ha sido nunca desdeñado por los artistas y siempre estuvo junto al hombre cada vez que se ha querido representar la energía, la nobleza, el heroísmo.
Aimé Félix Tschiffely con Gato y Mancha
            La idea del poder, la fuerza o la destreza, se halla también ligada a la imagen del hombre y el caballo, o, para decirlo mejor, del hombre a caballo, porque el espíritu popular y el arte, que es su expresión, no sabrían concebir un conquistador de a pie. De ahí que nos resulte difícil poder imaginarnos a un Cid Campeador sin Babieca, a un Alejandro sin Bucéfalo, a un San Martín sin su caballo blanco, o a un Máximo Acosta e Irineo Leguisamo sin la potranca La Mission, aquella hija de Congreve a la que, con monta alternada, la llevaron a conquistar la cuádruple corona. Un hecho memorable para los simpatizantes del turf, que no se ha vuelto a repetir en setenta años.


Luis Alposta y Alambique


  
 

Yapa:

Pegaso: El caballo de los dioses.
El caballo de Troya: Bajo las instrucciones de Odiseo o de Atenea, fue construido por Epeo el feocio, el mejor carpintero del campamento.
Xanthus, Balius y Zefiro: Los caballos de Aquiles
Athee: El caballo de Agamenón
Kantaca: El caballo de Buda
Lazlos: El caballo de Mahoma (se dice que Mahoma subió a los cielos a lomo de su caballo Al – Buraq)
Bucéfalo: El caballo de Alejandro Magno
Strategos: El caballo de Aníbal
Incitatus: El caballo de Calígula
Genitor: El caballo de Julio César
Babieca: El caballo de el Cid Campeador
Rocinante: El caballo de don Quijote
Ruccio: El burrito de Sancho Panza
Marengo: El más conocido de los 130 caballos que tuvo Napoleón
Molinero: El caballo de Hernán Cortes
Grano de oro y Siete Leguas: Los caballos de Pancho Villa
As de Oros: El caballo de Zapata
Lunático: El más conocido de los caballos de Gardel
Balanza: La mula del “Che” Guevara
Pampero: El caballo de Patoruzú
Tornado: El caballo de El Zorro
Plata: El caballo del Llanero Solitario

"Polvorín" 
Tango de Manuel Romero y José Martínez
Canta Carlos Gardel 
(Click en el triángulo de play)